La DGT anuncia el fin de los coches camuflados de la Guardia Civil en las carreteras secundarias

publicado en: NOTICIAS | 0

Tráfico anuncia que no esconderá más los radares móviles y se muestra convencido de que la medida reducirá la siniestralidad en estas vías, donde se ha detectado un aumento en el número de fallecidos

 

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil no esconderá más los radares móviles en las carreteras secundarias. Es más, los puntos donde se encuentren estarán señalados en la misma vía y serán comunicados con antelación en la página web de la Dirección General de Tráfico (DGT).

De esta manera se acabaron los coches camuflados de la Guardia Civil ocultos tras la columna de un puente, en el frontón a la entrada de un pueblo o simplemente circulando como un turismo más. Así lo ha anunciado este miércoles la máxima responsable de la DGT, María Seguí, durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, que defendió una política de “transparencia en el control de la velocidad” y rechazó que su departamento tenga un afán recaudatorio.

Los radares móviles de la Agrupación de Tráfico “serán visibles y de corta duración, ubicados en distintos emplazamientos” y estarán precedidos de un cartel anunciador. “La ubicación de los radares fijos y móviles se hacen visibles, para que se respete el límite establecido”, porque según María Seguí, “la denuncia no es el objetivo final”.

En un principio serán unos 600 tramos de la red de carreteras secundarias competencia de la DGT donde serán ubicados estos radares móviles. Con esta medida la DGT pretende trasladar lo que ya ocurre en las autovías y autopistas con los radares fijos. Ante ellos, el conductor levanta el pie del acelerador, para pasar bajo la cámara muy por debajo de la velocidad máxima permitida.

Además, Tráfico, en su compromiso de “transparencia”, facilitará a los fabricantes de navegadores los tramos concretos donde ser harán visibles los radares móviles. Además, habrá que actualizar esos navegadores dado que la DGT está realizando un traslado de los radares fijos ubicados en autovías a carreteras secundarias.

Asimismo, durante los próximos meses 30 radares fijos serán convertidos en radares de tramo, de manera que obligarán a que los conductores mantengan la velocidad durante un trecho determinado de vía.

María Seguí anunció ante la Comisión de Seguridad Vial que desde este jueves los radares comenzarán a discriminar el tipo de vehículo que controlan. Hasta ahora solo fotografiaban al infractor cuando superaba la velocidad de la vía, independientemente de los máximos permitidos para el vehículo. Con esta medida se pretenden perseguir los excesos de velocidad de furgonetas y autobuses, que tiene un tope inferior que los turismos y motocicletas.

 

 

fuente: http://www.diariosur.es

 

Comparte... Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest

Dejar una opinión